diciembre 10, 2019

¿Son Efectivos los masajes Reductores?

Generalmente soñamos con poder rebajar sin mucho esfuerzo físico unos cuantos kilos, y eliminar el exceso de grasa acumulada en algunas zonas que parecen inamovibles… es realmente posible?

El objetivo de lucir una figura bien formada y sin rollos su vuelve un eterno problema. Horas de gimnasio, dietas mal prescriptas con el afán de eliminar la grasa corporal. Entonces, pensamos la mayoría que el único camino es la liposucción.

Según algunos expertos confirman que hay otra salida, reducir la grasa localizada con terapia reductora que permite romper, remover y disolver el tejido adiposo o grasa.

Acción reductora

Los masajes reductores actúan sobre el tejido conjuntivo y ayudan a mejorar la irrigación y el drenaje linfático y venoso con el objetivo de movilizar la grasa acumulada en una zona específica para moldear el cuerpo. El proceso de reducción se produce porque se liberan los ácidos grasos y toxinas acumuladas en la zona tratada.

Otra duda importante, y que causa interés en las personas, es acerca de la cantidad de sesiones necesarias a las que hay que someterse para verse mejor. El aspecto dependerá del centro de belleza que se escoja y de cada caso en particular. «El número de sesiones dependerá de la patología del individuo y de cómo evolucione el tratamiento». Por otro lado, se afirma que «a partir de cuatro o cinco sesiones la persona empieza a ver los resultados».

Dentro del tema de los masajes reductores existe gran diversidad de opiniones. Pero algo sí es definitivo, los masajes deben acompañarse con otro tratamiento. Bien puede ser con otro tipo de masaje, como los mecánicos. Eso estará sujeto a cada caso en particular. Los procedimientos no manuales que pueden servir de complemento a los masajes son la endermología, el drenaje linfático, la mesoterapia, el ultratone, el ultrasonido, entre otros.

Lo importante es que se haga un estudio profundo de lo que necesite el paciente, para así poder ver resultados eficaces. También hay que tener en cuenta que la alimentación y la actividad física son factores que van a incidir de manera directa sobre la efectividad de los masajes. El cliente debe llevar una dieta balanceada y tener una mínima actividad deportiva. De lo contrario, puede suceder que no se vean los efectos o que se vean lentamente y a la larga haya muy pocos cambios.

¿Volumen o Peso?

Una cosa es hablar de peso y otra muy distinta es hablar de volumen. Ambos términos jamás deben confundirse. «Los masajes reductores no disminuyen el peso, sino el volumen». Igualmente, se afirma que «los masajes son para estilizar y moldear la figura, no para reducir el peso». Los masajes no moldean la figura, reducen centímetros. Lo que moldea y estiliza la figura es la lipoescultura.

Adelgazar a través de masajes

“A esto hay que añadirle la terapia del drenaje linfático facilitando que el aparato excretor tome la grasa disuelta ó toxina y la elimine por a través de las heces, orina y sudor.”, dice el fisioterapista Pablo Cosar.

Lo primero que hay que hacer es determinar el tipo de grasa que tiene la paciente porque hay quienes tienen la grasa blanda y otras que la tienen dura e incluso introducida dentro de los músculos. Este es el caso de las personas que son esclavas de los gimnasios y que hagan lo que hagan durante meses y meses no logran eliminar el rollito de la cintura. La experiencia me ha demostrado que el exceso de gimnasio logra compactar la grasa dentro de los músculos y lo que muchos creen que es masa muscular es realmente grasa”, afirma.

Una vez determinada la calidad de la grasa de la paciente, es una suerte de “amasamiento” de las diversas zonas del cuerpo. Dependiendo del volumen graso de la persona, se puede llegar hasta 15 sesiones tras las cuales esta podría reducir entre 1 y 4 tallas.

Todo este tratamiento es complementado por el llamado Drenaje Linfático Corporal que no es sólo un tratamiento de belleza anticelulítico exclusivo de mujeres sino que ayuda a adelgazar a la vez que supone una excelente terapia antiestrés. Ver Articulo Drenaje Linfático

¿Que papel cumplen las algas?

Las algas marinas por sus inmensas propiedades terapéuticas son uno de los elementos naturales más beneficiosos para nuestro organismo. Sus efectos van desde combatir la celulitis hasta la remineralización de la piel. Este oligoelemento es capaz de penetrar en los adipocitos y romper las moléculas de grasa.
Sus principios activos penetran en la epidermis y llegan a reducir lípidos y devolver la tersura a la epidermis.

Esta terapia consiste en extender sobre la piel una preparación de algas, que concentran los principios activos presentes en el agua de mar, manteniendo la temperatura a través de cobijas térmicas para así incrementar la vasodilatación de la zona a tratar. Esto facilita la absorción de sus principios minerales. Su aplicación tiene un efecto anticelulítico, adelgazante, reafirmante y tonificante, además permite aliviar dolores articulares. Remineraliza el cuerpo y aumenta la micro-circulación.

La aplicación es en todo el cuerpo ó en zonas localizadas. Dependiendo de la situación del paciente puede emplearse hasta 300 gramos de preparación de alga por sesión. Ver Articulo Algoterapia

» No hay milagros, es importante complementar el masaje reductor con un buen plan nutricional que debería ser acompañado de actividad física regular si se puede…»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *